( ... artículos )
Usted está aquí: Home » Peces Marinos - Gobios » Cryptocentrus leptocephalus
Domingo, 21 Sep 2014

Cryptocentrus leptocephalus

E-mail Imprimir PDF

b_350_350_16777215_0___images_stories_Gobios_cryptocentrus_leptocephalus_1.jpg

Nombre científico: Cryptocentrus leptocephalus
Nombre común en inglés: Pinkspotted shrimp goby
Nombre común en español: Gobio de puntos rosas


Familia: Gobiidae
Origen: Océano Pacífico

Parámetros ideales:

Salinidad: 1023 a 1025
Temperatura: 23 a 26º C
Calcio: 400 a 450 ppm
Alcalinidad: 8 a 12 dKH
Magnesio: 1200 a 1350
Estroncio: 8 a 10
PH: 8.10 a 8.40

Información, cuidados y curiosidades:

El pez gobio de puntos rosas Cryptocentrus leptocephalus fue descrito por Bleeker en 1859-60.
Es originario del Océano Pacífico, de las zonas que abarcan Nueva Caledonia, las islas Yaeyama y el noreste de Australia. También se ha reportado su presencia en Tonga.
Vive sobre sustratos sedimentados en los arrecifes costeros y en sus superficies interiores, en aguas costeras, incluyendo manglares, grandes charcas intermareales o lagunas interiores, sobre sustratos de arena o cascajo.
Su cabeza y cuerpo son de amarillo a marrón con puntos rosas rodeados de puntos azules más pequeños.
Este pez puede llegar a medir alrededor de 12 cm.

Este pez es fácil de mantener, pero requiere un acuario de mínimo 200 litros, con cama de arena viva y mucho espacio para nadar. Es muy raro que se vuelva agresivo, pero es territorial y peleará con otros peces de su mismo género a menos que sean una pareja establecida. Tiende a saltar del acuario, por lo que se requiere que este permanezca siempre bien cubierto.
No es nada melindroso para comer y rápidamente aceptará de muy buena gana casi cualquier alimento carnoso finamente picado, mysis, artemias enriquecidas y alimentos comerciales preparados. Una vez adaptado al acuario, incluso aceptará alimento en hojuelas o pellets.

Este pez no es muy buen excavador, por lo que forma una extraña y maravillosa relación simbiótica con los camarones pistola. Al poseer una aguda visión, se dedica a vigilar los alrededores en busca de depredadores y alerta al camarón pistola mediante un característico movimiento de su cola.
El camarón, que no posee una buena visión (se cree que es miope, no ve bien los objetos lejanos), siempre está en contacto con el gobio, tocándolo con sus sensibles antenas. En cuanto percibe el “aviso” del pez, los dos corren a esconderse en la seguridad de su guarida.
El camarón pistola proporciona la construcción y el mantenimiento del refugio, y el Cryptocentrus leptocephalus proporciona los servicios de guardia y protección.
En la noche el pez cierra la entrada del escondrijo con un trozo de roca o coral muerto, y la disimula tan bien que no se nota su existencia a menos que sepamos que está cubriendo la entrada. Al amanecer el pez mueve la roca y pasa la mayor parte del día fuera. Al ser alimentado, el pez le lleva comida al camarón

Este pez aún no ha sido reproducido en cautiverio.
Es difícil sexarlos pues no poseen características que nos permitan diferenciarlos a simple vista.
En la naturaleza normalmente varias hembras depositan sus huevecillos en un mismo sitio, que es custodiado por un solo macho. Las larvas se desarrollan rápidamente, madurando en unos pocos meses.

 

 

peces_05.png

Viabilidad en cautiverio



Fuentes del artículo:
Fishbase y Aquariumwiki

Colaboración de:
Jessica Romero Saldivar (AtOmIcFaRt)

AddThis Social Bookmark Button