( ... artículos )
Usted está aquí: Home » Peces Marinos - Cirujanos » Acanthurus chirurgus
Martes, 29 Jul 2014

Acanthurus chirurgus

E-mail Imprimir PDF

b_350_350_16777215_0___images_stories_Cirujanos_acanthurus_chirurgus_1.jpg

Nombre científico: Acanthurus chirurgus
Nombre común en inglés: Doctor fish
Nombre común en español: Pez doctor


Familia: Acanthuridae
Origen: Océano Atlántico

Parámetros ideales:

Salinidad: 1023 a 1025
Temperatura: 23 a 26º C
Calcio: 400 a 450 ppm
Alcalinidad: 8 a 12 dKH
Magnesio: 1200 a 1350
Estroncio: 8 a 10
PH: 8.10 a 8.40

Información, cuidados y curiosidades:

El pez doctor Acanthurus chirurgus fue descrito por Bloch en 1787.
Es el pez cirujano más extendido en el Océano Atlántico Occidental tropical y subtropical. Puede encontrarse cerca de Massachusetts, el norte del Golfo de México, Bermuda, Sao Paulo Brasil y en el Océano Atlántico Occidental, en Senegal. Incluso algunos ejemplares han sido observados en la tibia costa oeste de África. Es más común en los arrecifes rocosos superficiales de las Indias Orientales.
Vive a profundidades que van de los 2 a los 25 m. En su hábitat natural viven en solitario, en parejas o en pequeños grupos alimentándose de algas y detritos en las zonas rocosas, praderas de pasto marino o en los arrecifes superficiales. A veces viajan en cardumen junto con el pez A. Bahianus.
Los juveniles del Atlántico Sudoccidental actúan como limpiadores. Establecen estaciones de limpieza junto con el pez cirujano A. Coeruleus y el pez damisela Abudefduf saxatilis. También proveen este servicio a las tortugas verdes, removiéndoles los parásitos y restos de la muda de piel.
El pez A. chirurgus es depredado por peces grandes como el atún, pero no son aptos para el consumo humano. Aunque su carne es famosa, este pez puede alimentarse de microalgas que viven sobre corales muertos que pueden acumular una toxina en su hígado. Esta toxina puede causar el “envenenamiento por ciguatera” si es ingerida, y causa debilidad y malestar por varios dias.
Este pez tiene el cuerpo alargado y una coloración general azul-gris a café oscuro. Tiene de 10 a 12 barras oscuras verticales en el costado, que son delgadas y están espaciadas. Puede tener diferente coloración dependiendo de su humor y del sustrato sobre el cual esté. Se ha observado que presenta una coloración oscura si vive en los arrecifes, mientras que presenta una coloración pálida cuando vive sobre fondos arenosos. Tiene un “recorte” bordeado en sus aletas y una banda más clara en la aleta caudal.
En cada lado del pedúnculo caudal tiene un “escalpelo” que utiliza para defenderse o dominar. Cuando no lo está utilizando, lo guarda en un pequeño surco rodeado de una mancha negra. Al manipular a este pez debe tenerse mucho cuidado, pues un corte de este “escalpelo” produce decoloración e inflamación de la piel, y hay mucho riesgo de infección. El dolor puede durar varios días.
Sus dientes están diseñados para raspar las algas y tienen forma de espátula, muescas en los bordes y están muy juntos. Este pez tiende a ingerir arena cuando limpia las algas de las rocas y otras áreas, y tiene un órgano parecido a la molleja de las aves para digerir la arena y otros alimentos que se traga enteros. Puede llegar a vivir 5 años en cautiverio.

Este pez es fácil de mantener, siempre y cuando en el acuario tengan suficientes algas “frescas”. Es necesario mantenerlo en un acuario grande para que se sienta cómodo, pues puede llegar a medir alrededor de 39 cm.
Generalmente es un pez resistente y puede tolerar una ligera variación en los parámetros del agua. Sin embargo estará mucho mejor en un acuario en el que los parámetros y la calidad del agua sean constantes. Puede estar en un acuario de solo peces o en un acuario de arrecife pues no representa ningún riesgo para los corales e invertebrados. Es resistente a las enfermedades y, cuando se llega a enfermar, responde bien a los tratamientos.
Algunos peces Acanthuridae son delicados y requieren cuidados más específicos, pero la mayoría pueden ser resistentes si tenemos en cuenta algunas consideraciones.
Como todos los peces cirujano, necesita un acuario perfectamente oxigenado y una fuerte corriente de agua. Hay que proporcionarle bastante espacio, especialmente a los peces adultos, mucha rocas vivas y corales con muchos huecos y recovecos en los cuales pueda refugiarse y descansar. Las rocas vivas también le proporcionan algas, que les encanta picotear.
Los peces cirujano todo el tiempo están comiendo y necesitan una dieta apropiada. Son propensos a las deficiencias nutricionales, que les pueden causar pérdida de color o enfermedad de la línea lateral. Es muy recomendable suplementarles la dieta con vitamina C o algún suplemento vitamínico. También pueden ser afectados por las bacterias que se reproducen debido a la acumulación de residuos orgánicos que deterioran la calidad del agua. Por esto necesitan mucha circulación, excelente filtración, un buen skimmer y cambios de agua frecuentes.
Muchos de los peces Acanthuridae son muy coloridos, activos y muy atractivos. Pero no producen mucha mucosidad corporal y pueden ser propensos a algunas enfermedades, como el ich y el velvet. Estos peces poseen una microfauna en su tracto digestivo que para ellos es muy importante y necesaria, por lo que los tratamientos en base a medicamentos que contengan cobre deben ser evitados pues afectan a esta colonia de microfauna.
En la naturaleza un pez Labroides sp les ayuda a remover los parásitos de sus cuerpos, pero es extremadamente difícil mantener a este pez en cautiverio. En el acuario peces como los Gobiosoma sp pueden proporcionarles este servicio de limpieza.

El pez A. Chirurgus es herbívoro. En la naturaleza se alimenta casi exclusivamente de algas filamentosas que crecen sobre superficies duras.
En cautiverio su dieta debe estar basada en materia vegetal, pero también necesita aporte proteínico.
Hay que proporcionarle mucha alga, fórmulas congeladas preparadas que contengan algas o espirulina, artemias enriquecidas, mysis y alimento en hojuelas. Con un clip se le puede colocar en el acuario alga nori japonesa y otros tipos de algas marinas.
También sería buena idea cultivar alga chaeto en el refugio del acuario.
Hay que alimentarlo al menos 3 veces al día en pequeñas cantidades, en vez de darle mucho de comer una vez al día. Como todo el tiempo está buscando qué comer, se beneficiará mucho con esto y también nos ayudará a mantener la calidad del agua.
Proporcionarle algún suplemento vitamínico y vitamina C le ayudará a cubrir sus requerimientos nutricionales y le ayudará a prevenir o reducir la enfermedad de la línea lateral.
Le podemos administrar el suplemento o la vitamina C remojando pellets de alimento secos en el suplemento o añadiendo las vitaminas al alimento. También se dice que incluir ajo en su alimentación ayuda a prevenir o curar el ich.

Este pez puede estar perfectamente en un acuario de arrecife con invertebrados u otros organismos y nos ayudará a combatir las algas, aunque se sabe que puede llegar a comerse carne de pescado y mejillón. También puede estar en un acuario de solo peces, con otros peces pacíficos. Este pez es relativamente tranquilo y se lleva bien con casi todos los peces, a excepción de otros peces cirujano.
Los peces cirujano pueden ser territoriales, algunas veces solamente con otros peces cirujano y algunas veces con otras especies.
Introducir un pez cirujano nuevo en un acuario en el que ya estén uno o dos peces cirujanos casi siempre es un problema. Es mejor introducir al mismo tiempo los peces cirujano que deseemos mantener (tomando en cuenta el espacio que cada uno necesita) y no añadirlos uno por uno. Aunque un acuario grande ayuda a reducir los problemas, hay que estar conscientes que estos peces son algo especiales y tienen su carácter.
Este pez nunca ha sido reproducido en cautiverio. Algunas especies de peces cirujano han realizado puestas en algunos acuarios públicos y se han hecho algunos reportes esporádicos de peces cirujano que han realizado puestas en los acuarios de algunos aficionados, pero nunca se ha reportado que hayan nacido alevines.

 

peces_04.png peces_07.png

Viabilidad en cautiverio

Fuentes del artículo:
Animal world y Fishbase

Colaboración de:
Jessica Romero Saldivar (AtOmIcFaRt)

AddThis Social Bookmark Button