Zebrasoma rostratum

Nombre científico: Zebrasoma rostratum
Nombre común en inglés: Black longnose sailfin tang
Nombre común en español: Pez cirujano negro
Familia: Acanthuridae
Origen: Indo Pacífico

Parámetros ideales:

Salinidad: 1023 a 1025
Temperatura: 23 a 26º C
Calcio: 400 a 450 ppm
Alcalinidad: 8 a 12 dKH
Magnesio: 1200 a 1350
Estroncio: 8 a 10
PH: 8.10 a 8.40

Información, cuidados y curiosidades:

El pez cirujano Zebrasoma rostratum fue descrito por Gunther en 1875.
Puede encontrarse en una pequeña área de distribución mucho más pequeña que la de las demás especies de peces Zebrasoma.
Son originarios del Océano Pacífico Sur, cerca de unas pocas de la cadena de islas: Las islas Line, como Palmira; el grupo de las Islas de la Marquesa Polinesia, Society y Tuamoto fuera de Pitcairn, Samoa Americana y la Isla Cook; la Isla Natividad y las islas Ducie.
En su hábitat natural viven a profundidades que van de los 8 a los 35 m. Viven en solitario o en pareja, en lagunas o en arrecifes protegidos, alimentándose principalmente de algas filamentosas.
Los juveniles viven en solitario. Son muy tímidos y viven en los jardines de corales.
Este pez es similar al pez cirujano Zebrasoma scopas y en algunas áreas ambas especies conviven juntas e incluso se hibridan.
Tiene el cuerpo en forma de disco, similar al de todos los peces cirujanos, pero su apariencia es más similar a la de los peces cirujano Z. Scopas y Z. Flavescens. Cuando estos peces extienden completamente sus aletas, su altura es casi igual a su anchura. También tienen los hocicos largos, pero a diferencia del de los demás peces Zebrasoma, el hocico del pez Z. Rostratum  es excepcionalmente larga, de hecho mide aproximadamente el 30% de la longitud total de su cuerpo. Su coloración varía de un café muy oscuro a un negro azabache, con unas débiles líneas irregulares que corren horizontalmente a través de su cuerpo.
A cada lado de su pedúnculo caudal tiene una espina o “escalpelo” que utiliza para defenderse o para dominar. Cuando no la está utilizando, la guarda en un pequeño surco que posee para ese efecto. Al manipular a este pez debe tenerse mucho cuidado, pues un corte de este “escalpelo” produce decoloración e inflamación de la piel, y hay mucho riesgo de infección. El dolor puede durar varios días.
Es probable, aunque no se sabe a ciencia cierta, que la coloración de los Z. Rostratum juveniles sea café oscuro.
Al ser adulto este pez puede llegar a medir 25 cm, pero en cautiverio un poco menos.

Este pez es muy fácil de mantener, pero debido a su rareza y alto precio, generalmente solamente son mantenidos por acuaristas expertos. Es algo robusto y puede tolerar una ligera variación en los parámetros del agua. Sin embargo estará mucho mejor en un acuario en el que los parámetros y la calidad del agua sean constantes. Puede estar en un acuario de solo peces o en un acuario de arrecife pues no representa ningún riesgo para los corales e invertebrados. Es resistente a las enfermedades y, cuando se llega a enfermar, responde bien a los tratamientos.
Algunos peces Acanthuridae son delicados y requieren cuidados más específicos, pero la mayoría pueden ser resistentes si tenemos en cuenta algunas consideraciones.
Como todos los peces cirujano, necesita un acuario perfectamente oxigenado y una fuerte corriente de agua. Hay que proporcionarle bastante espacio, especialmente a los peces adultos, mucha rocas vivas y corales con muchos huecos y recovecos en los cuales pueda refugiarse y descansar. Las rocas vivas también le proporcionan algas, que les encanta picotear.
Los peces cirujano todo el tiempo están comiendo y necesitan una dieta apropiada. Son propensos a las deficiencias nutricionales, que les pueden causar pérdida de color o enfermedad de la línea lateral. Es muy recomendable suplementarles la dieta con vitamina C o algún suplemento vitamínico. También pueden ser afectados por las bacterias que se reproducen debido a la acumulación de residuos orgánicos que deterioran la calidad del agua. Por esto necesitan mucha circulación, excelente filtración, un buen skimmer y cambios de agua frecuentes.
Muchos de los peces Acanthuridae son muy coloridos, activos y muy atractivos. Pero no producen mucha mucosidad corporal y pueden ser propensos a algunas enfermedades, como el ich y el velvet. Estos peces poseen una microfauna en su tracto digestivo que para ellos es muy importante y necesaria, por lo que los tratamientos en base a medicamentos que contengan cobre deben ser evitados pues afectan a esta colonia de microfauna.
En la naturaleza un pez Labroides sp les ayuda a remover los parásitos de sus cuerpos, pero es extremadamente difícil mantener a este pez en cautiverio. En el acuario peces como los Gobiosoma sp pueden proporcionarles este servicio de limpieza.

El pez Z. Rostratum es herbívoro. En la naturaleza se alimenta casi exclusivamente de algas filamentosas que crecen sobre superficies duras. Este pez puede almacenar grasa en sus cavidades corporales, por lo que puede pasar algún tiempo sin alimentarse.
En cautiverio su dieta debe estar basada en materia vegetal, pero también necesita aporte proteínico.
Hay que proporcionarle mucha alga, fórmulas congeladas preparadas que contengan algas o espirulina, artemias enriquecidas, mysis y alimento en hojuelas. Con un clip se le puede colocar en el acuario alga nori japonesa y otros tipos de algas marinas.
También sería buena idea cultivar alga chaeto en el refugio del acuario.
Hay que alimentarlo al menos 3 veces al día en pequeñas cantidades, en vez de darle mucho de comer una vez al día. Como todo el tiempo está buscando qué comer, se beneficiará mucho con esto y también nos ayudará a mantener la calidad del agua.
Proporcionarle algún suplemento vitamínico y vitamina C le ayudará a cubrir sus requerimientos nutricionales y le ayudará a prevenir o reducir la enfermedad de la línea lateral.
Le podemos administrar el suplemento o la vitamina C remojando pellets de alimento secos en el suplemento o añadiendo las vitaminas al alimento. También se dice que incluir ajo en su alimentación ayuda a prevenir o curar el ich.

Este pez puede estar perfectamente en un acuario de arrecife con invertebrados u otros organismos y nos ayudará a combatir las algas. También puede estar en un acuario de solo peces, con otros peces pacíficos. Este pez es relativamente tranquilo y se lleva bien con casi todos los peces, a excepción de otros peces cirujano.
Los peces cirujano pueden ser territoriales, algunas veces solamente con otros peces cirujano y algunas veces con otras especies.
Introducir un pez cirujano nuevo en un acuario en el que ya estén uno o dos peces cirujanos casi siempre es un problema. Es mejor introducir al mismo tiempo los peces cirujano que deseemos mantener (tomando en cuenta el espacio que cada uno necesita) y no añadirlos uno por uno. Aunque un acuario grande ayuda a reducir los problemas, hay que estar conscientes que estos peces son algo especiales y tienen su carácter.
El pez macho Z. Rostratum tiene setae blancos (cerdas) frente a su “escalpelo” peduncular.
Este pez nunca ha sido reproducido en cautiverio. Algunas especies de peces cirujano han realizado puestas en algunos acuarios públicos y se han hecho algunos reportes esporádicos de peces cirujano que han realizado puestas en los acuarios de algunos aficionados, pero nunca se ha reportado que hayan nacido alevines.

Viabilidad en cautiverio

Fuentes del artículo:
Animal world y Fishbase

Colaboración de:
Jessica Romero Saldivar (AtOmIcFaRt)