Tubastrea micranthus

Nombre científico: Tubastrea micranthus
Nombre común en inglés: Black sun coral
Nombre común en español: Coral sol negro

 

Familia: Dendrophylliidae
Origen: Indo Pacífico

Parámetros ideales:

Salinidad: 1023 a 1025
Temperatura: 23 a 26º C
Calcio: 400 a 450 ppm
Alcalinidad: 8 a 12 dKH
Magnesio: 1200 a 1350
Estroncio: 8 a 10
PH: 8.10 a 8.40

 

Información, cuidados y curiosidades:

 

El género Tubastrea fue descrito por Lesson en 1829. Estos corales son azoooxanthellate o no fotosintéticos, lo que significa que sobreviven únicamente alimentándose, pues la luz no interviene o afecta su crecimiento. Casi todos estos corales son ahermatipicos, que no construyen arrecifes, exceptuando el T. Micranthus (antes conocido como Dendrophyllia migrescens), que posee un esqueleto mucho más denso que el de casi todos los corales del arrecife. Existen 7 especies de Tubastrea: T. Aurea, T. Coccinea, T. Diaphana, T. Faulkneri, T. Floreana, T. Micranthus y T. Tagusensis.
El coral T. Micranthus (o Micrantha) fue descrito por Ehrenberg en 1834. El nombre Micranthus es el que reconoce el ITS, Integrated Taxonomic Information System.


Este coral puede ser encontrado en el Indo Pacífico y el Mar Rojo. De su género, él es el que vive a mayor profundidad en el Océano, hasta los 50 m. Vive en zonas de surfeo junto con otros corales hermatipicos y fauna del arrecife, en aguas con fuertes corrientes, que pueden ser de hasta un metro por segundo. Estas tumultuosas corrientes de agua proveen al coral con un gran suplemento de zooplancton en tales cantidades que son casi imposibles de duplicar en cautiverio.

El color y las formas de crecimiento del fascinante coral sol negro Tubastrea micranthus inmediatamente llaman la atención de cualquier entusiasta del acuarismo marino. También se conoce como el coral sol negro ramificado, debido a que forma colonias erectas muy ramificadas y en forma de árbol. En la naturaleza, estas colonias pueden alcanzar 1 m de altura. Hasta ahora, esta es la única versión ramificada de este género.
Posee pólipos muy carnosos sobre las estructuras duras, redondas y tubulares llamadas coralite, que están en las ramas. Los coralites están cubiertos con un tejido llamado coenosteum. Los tentáculos de sus pólipos pueden ser negro verdoso o negro café y el centro exacto de los pólipos y el coenosteum puede ser verde oliva o negro café. Los colores pueden variar, pero los pólipos no son del mismo tono café oscuro o negro del coenosteum. Los pólipos de este coral se extienden principalmente durante las tardes, aunque pueden “entrenarse” para que se extiendan durante el día si se les “tienta” con comida. Durante el día, el coral está completamente retraído y únicamente puede ser visible el coenosteum, lo que lo hace parecer un árbol con protuberancias redondas y planas elevadas sobre las ramas.
Es uno de los corales más durables del Océano, pues resiste el daño que pueden causar los huracanes y los ciclones. Su increíble resistencia fue descubierta cuando, después de una explosión nuclear, el T. Micranthus fue uno de los poquísimos corales que no fueron demolidos completamente y seguían adheridos al arrecife.


A pesar de esta resistencia, es un coral delicado y debe manejarse con cuidado. Sus frágiles ramas pueden romperse fácilmente, por lo que debe moverse cuidadosamente, sujetándolo por la base. Es un coral moderadamente difícil de mantener y necesita ser alimentado pólipo por pólipo, varias veces al día. También necesita buena filtración, movimiento de agua muy fuerte y cambios de agua frecuentes. En el acuario promedio es casi imposible proporcionarle el movimiento de agua y la cantidad de alimento que necesita para sobrevivir. Solamente se recomienda para aquellos que tengan bastante experiencia. Su éxito depende de los cuidados y el ambiente adecuado que un dedicado acuarista pueda proporcionarle.

Al ser un coral que no posee zooxantelas, y por ende no ser fotosintético, a diferencia de otros corales LPS, para sobrevivir necesita capturar organismos planctónicos, partículas de comida y absorber materia orgánica disuelta de la columna de agua, e incluso puede capturar peces pequeños.
En cautiverio necesita ser alimentado de dos a tres veces al día, con artemias salinas enriquecidas, mysis, trocitos pequeños de calamar, pescado, camarón, carne de cangrejo, papilla casera o alimentos comerciales congelados. Tienen que ser alimentados todos y cada uno de los pólipos, pues si uno no recibe alimento, morirá irremediablemente. Si están bien alimentados, tendrán una apariencia “hinchada”.
Las colonias nuevas requieren ser “tentadas” con un trozo de camarón, moviéndolo con cuidado con unas pinzas sobre los pólipos, para que detecten su olor y se extiendan para comer. Hay que ser muy pacientes y persistentes, pues esto puede tomar hasta dos semanas. Alimentarlos siempre a la misma hora hará que “aprendan” y ya no tendremos necesitad de “tentarlos” con el pedacito de camarón para que se extiendan.
Hay varias formas de alimentar a este coral, para que todos sus pólipos reciban alimento:

  • Sacarlo del acuario, colocarlo en un recipiente con agua del acuario, ponerlo a flotar en el acuario y proporcionarle la comida. Una vez que todos los pólipos se hayan alimentado, puede ser devuelto al acuario, desechando el agua del recipiente. Esta opción ayuda a no contaminar el agua del acuario. Recuerden que hay que tentar primero al coral para que extienda los pólipos.
  • Dejando al coral en el acuario. Colocarle una cubierta para que el alimento no se extienda por todo el acuario y todos sus pólipos puedan alimentarse.
  • Otra opción es apagar todas las bombas del acuario, pero no hay que olvidarse de encenderlas otra vez después de que el coral se haya alimentado.

Este coral es pacífico pues sus tentáculos no poseen nematocistos. Por esto mismo, debe ser mantenido lejos de otros corales pues puede ser quemado, irritado o dañado por ellos. Puede ser depredado por el caracol Epinotium billeeanum. Estos caracoles tienen la misma forma y el color exacto de los pólipos del coral cuando están cerrados. El nudibranquio Phestilla melanobrachia puede ser otra plaga, y es del color exacto del Tubastrea del cual se alimenta. Hay que revisar muy bien el coral para removerle estos organismos.


Este coral es hermafrodita, es macho y hembra, y puede reproducirse sexual y asexualmente. En la naturaleza se reproduce sexualmente liberando huevecillos y esperma al mismo tiempo, lo que resulta en un huevecillo fertilizado que se desarrolla hasta formar una larva plánula de nado libre. Al poco tiempo esta larva plánula se establece sobre algún sustrato, volviéndose un organismo planctónico. Entonces forma un pequeño pólipo que empieza a excretar carbonato de calcio y se desarrolla hasta formar un coral. La larva plánula es extremadamente vulnerable a la depredación, y muy pocas sobreviven. El T. Micrantha puede reproducirse asexualmente y a través de brotes.
En cautiverio puede ser propagado rompiendo piezas de una colonia sana. Otra forma es manteniéndolo bien alimentado y dejarlo propagarse él solo.


La luz no lo daña, pero no tiene buenas defensas contra las algas. Estas crecen rápidamente en áreas iluminadas, por lo que si crecen sobre él, lo ahogarán y morirá. El movimiento de agua muy fuerte es indispensable. Colocarlo en áreas sombreadas en donde generalmente no tiene el movimiento de agua que requiere también puede propiciar el crecimiento de algas sobre él.
Es muy voraz y necesita ser alimentado frecuentemente. Si no reciben el alimento suficiente, dejará de extender sus tentáculos y se consumirá poco a poco hasta morir.

 

coral_2
Acerca de la viabilidad del coral en cautiverio

 

Fuentes del artículo:
Animal world

Origen de la imagen:
http://aboutzoo.net